Se encuentra usted aquí

Algunos fenómenos paranormales tienen una base científica

Viernes 11 de Noviembre, 2016
El doctor Walter von Lucadou, de 71 años de edad, es el jefe del Departamento de Parapsicología de la Universidad de Friburgo.

Objetos que se mueven de forma inexplicable; lugares en los que la gente se siente incómoda sin razón aparente; sonidos que parecen proceder del inframundo… Hay mucha gente que se enfrenta a este tipo de fenómenos y que se dirige al Centro de Parapsicología, en Friburgo.

El centro está dirigido por el doctor Walter von Lucadou, jefe del departamento de Parapsicología de la Universidad de Frigburgo quien, en una entrevista para la revista Sputnik, explicó que algunos fenómenos paranormales tienen una base científica.

El investigador explicó que se toma muy en serio  los relatos de quienes acuden a él. “Este tipo de eventos sucede muy a menudo, y me sorprende que la psicología tradicional no les dé valor”.

En la entrevista, Lucadou aseguró que tomar en cuenta los fenómenos que cuenta la gente es el deber de cualquier científico, independientemente de a dónde los van a llevar, aunque lo primero es trabajar en una línea de búsqueda de explicación científica a los fenómenos.

“Si alguien dice que en su casa ocurren sucesos extraños, que hay ruidos que no se pueden explicar o se abren las puertas por sí solas y los objetos vuelan por el aire, primero hay que comprobar la existencia de causas naturales: tal vez sea una broma entre amigos o una simple corriente de aire”.

Lucadou solicita a los testigos que realicen un diario donde, durante cuatro semanas, escriben todos los fenómenos inusuales con la hora y el sitio exacto en que han tenido lugar, y posteriormente toma la decisión para dar fin al problema.

 “La llamada actividad paranormal se puede comparar con las reacciones psicosomáticas que ocurren fuera del cuerpo humano”, explicó el científico. “Sabemos que si una persona está constantemente irritada en el trabajo, puede desarrollar una úlcera de estómago. Existen varios problemas reprimidos que conducen a una enfermedad”, señala Von Lucadou, que relaciona estas patologías con los fenómenos paranormales.

También hay personas que no contraen una enfermedad física, sino que emiten los trastornos de su equilibrio mental en su entorno, expone Von Lucadou.

Los científicos lo llaman “proceso de externalización”. Es un proceso positivo, ya que estas personas tienen un buen estado de salud. El mecanismo de estas reacciones es desconocido aún.

El hombre cita el siguiente caso: una familia compró una taberna antigua para renovarla. Sin embargo, no resultó ser una tarea fácil. Los barriles de cerveza se volcaban. El perro que pertenecía a la familia se negaba en redondo a entrar en el edificio, un hijo de los vecinos empezaba a gritar histéricamente cuando cruzaba el umbral de la puerta del local… Entonces, empezaron los rumores de que alguien había muerto allí.

La familia solicitó asesoramiento al investigador de fantasmas. Después de estudiar el caso a fondo, descubrió que todos los fenómenos se producían cuando el marido de la dueña de la taberna no estaba. De este modo se externalizaba el deseo de la esposa de que siempre se quedara a su lado.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario