Se encuentra usted aquí

Las “armas” de Tesla que quería el FBI

Jueves 27 de Abril, 2017
La Agencia de Inteligencia ha desclasificado una serie de documentos en los que queda patente el interés del gobierno de los EEUU por algunos de sus inventos.

Tras la muerte de Nikola Tesla en 1943, el Gobierno de los Estados Unidos confiscó en “dos camiones” todos los efectos personales de este polémico y pionero científico. Ahora, el FBI ha desclasificado algunos documentos que no dejan indiferente. Entre ellos, uno que deja patente el interés del Gobierno estadounidense por el rayo de la muerte, un arma capaz de disparar un haz de partículas microscópicas hacia seres vivos u objetos para destruirlos.

Entre los documentos, aparece una carta dirigida al mismísimo John Edgar Hoover, el que fuera el primer director del FBI, que destaca un artículo sobre la invención del “rayo de la muerte” de Tesla y sugiere que podría ser de “vital importancia” para el Departamento de Defensa estadounidense, así como para las “naciones ahora controladas por dictadores dementes”.

El “rayo de la muerte” supuestamente fue inventado entre la década de 1920 y 1930 de manera independiente, aunque nunca fue desarrollado. Sin embargo, ha alimentado la imaginación de muchos autores de ciencia ficción. Este arma, en teoría, podría enviar un flujo de energía a distancias de entre 400 y 400.000 kilómetros, pudiendo rebotar en la ionosfera.

Es curioso que, hasta el momento, el FBI había mantenido no poseer documentación o efectos personales de este científico fallecido a los 85 años en un hotel de Nueva York. De hecho, afirmaba no haber estado interesado siquiera en su búsqueda.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario