Se encuentra usted aquí

Los siete edificios del «Diablo»

Viernes, Abril 7, 2017 - 08:03
Muchas construcciones, algunas siniestras y otras no tanto, parecen haber sido originadas, o al menos inspiradas, en el Príncipe de las Tinieblas. Armados de valor, cruzamos su umbral de un rincón a otro del planeta…
José Antonio Roldán
2

UN MONASTERIO

Si nos situamos en España, uno de los inmuebles más conocidos vinculados al maligno, sobre todo en los últimos años, es sin lugar a dudas el Monasterio de Carmona, para muchos “el monasterio maldito.

Como suele suceder en este tipo de casos, no se sabe cuándo se le coloca el sambenito de maldecido, pero la cuestión es que lo tiene y eso atrae a muchos curiosos que, a veces, se llevan más de una mala sorpresa, y no muy grata. 

El investigador sevillano Ángel Rivero, a quien debemos el conocer el caso como tal, me explicaba recientemente sobre el tema que: “Sin entrar a valorar los fenómenos paranormales que allí suceden, pues desde 2004 que descubrí esta historia han sido muchos los testimonios que los ponen de manifiesto, es muy curioso cómo el amarillismo periodístico, surgido de cuentacuentos del misterio, ha hecho que lo que no era más que un relato inventado por un historiador aficionado, acabe cambiando el nombre a un lugar y el que de siempre se ha conocido como ‘el convento de los frailes’ ahora sea conocido como monasterio del diablo”.

Sobre el asunto, también están en un lugar destacado las investigaciones del sevillano Francisco del Toro Zamora. Rivero no está muy conforme con lo que se dice actual mente del sitio, pero no niega que pueda suceder algo extraño en el interior del mismo: “Desde siempre, entre los adolescentes de mi época, se decía que los frailes habían sido colgados de los ganchos del sótano del convento y esta curiosa leyenda fue el origen para que alguien, como simple pasatiempo, confeccionara un cuento que no aguantaría el más mínimo intento de constatar su veracidad.

El problema está cuando, a pesar de saberse la falsedad del mismo, algunos autores publican sin pudor como veraz que una mañana del siglo XVII un fraile se levantó y encontró el convento vacío.

Al buscar al resto de sus compañeros, los descubrió colgados de los ganchos citados, siendo devorados por pequeños seres. Estos homúnculos se unificaron en uno, que resultó ser un demonio que dejó un mensaje para los habitantes de Carmona, quienes valientemente se enfrentaron al diablo y lo vencieron”, añadió. “Este incidente, en resumidas cuentas, sería el origen de la supuesta maldición de un monasterio que ni siquiera es del siglo XVII. Es más, es bastante curioso que los nuevos investigadores sigan llamando al edificio ‘convento del diablo’ y no saquen a la luz ni su verdadero nombre ni otros datos que son tan evidentes, lo que para mí pone en duda que se hayan molestado en hacer la más mínima indagación histórica o hayan preguntado realmente a la gente mayor del pueblo”, sentencia el investigador local.