Se encuentra usted aquí

La vigencia de la brujería

Martes 21 de Marzo, 2017

¿Sabías que el Gobierno de Ruanda ilegalizó la práctica de la brujería? El pasado 16 de diciembre, se produjo un espectáculo asombroso ante las cámaras de televisión que retrasmitían el partido de fútbol entre el Mukura Victory y el Rayon Sports, de la Premier League. En el minuto 38 de la segunda parte, el delantero visitante Moussa Camara remató al larguero. Frustrado, se acercó a la portería y dejó un pequeño objeto en la base del palo para hechizar la portería. En el minuto 52 de la segunda parte Camara remató de nuevo a puerta, pero esta vez marcó gol.

Sugestión, movimientos energéticos, superstición, brujería... la realidad es que en toda cultura desde tiempos muy antiguos se han dado formas de espiritualidad y conocimientos heterodoxos que el mismo poder institucional ha perseguido con tal de preservar su estatus. Desde el judaísmo hasta el budismo, pasado por el cristianismo o el islam, todas ellas son grandes religiones que creen según unos dogmas que, de un modo u otro, las han llevado a condenar y perseguir las prácticas espirituales más divergentes respecto a la corriente de creencia oficial. 

A pesar de haber sido perseguidas, basta fijarse en el caso de ese futbolista, entre muchos otros deportistas, que demuestra que todavía hoy las prácticas de brujería siguen vigentes en el mundo. Es un fenómeno que permanece vivo en nuestros días, y es que la tradición no es incompatible con la modernidad. La brujería ha evolucionado, su "Libro de las Sombras" ahora es coloquialmente denominado el "Pendrive de las Sombras", puesto que el conocimiento actual supera al que cabría en cualquier libro. De hecho, existen comunidades para brujos en las diferentes redes sociales, foros especializados en la red o apps para el móvil. 

Las brujas se definen por su culto a la naturaleza, buscan un reencuentro con lo divino a través de una relación con ella muy personal y orgánica, es decir, susceptible de evolución. Creen en que en todo hay un espíritu con el que se pueden comunicar, cada uno son caras o aspectos de la deidad a la que rinden culto por medio de muchos tipos de rituales. 

Un ejemplo de bruja en la actualidad es Gaia Soler que, además de ser productora de televisión, dirige a un grupo de iniciados constituido por médicos, historiadores, botánicos... investigadores en general, todos con algo que aportar para elaborar nuevas hipotésis en su ámbito de creencias. Con esto, vemos que pierde vigencia el esterotipo de ignorancia tan relacionado a estas creencias.

 

Puedes encontrar el reportaje completo de Manuel Carballal sobre "Brujería en el siglo XXI" en el Nº257 de la revista Enigmas. 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario