Se encuentra usted aquí

Hacia una experiencia mágica: ¿DÓNDE ESTAMOS?

Lunes 29 de Mayo, 2017

Cuántas veces nos hemos visto tentados y seducidos al leer o escuchar acerca del poder de la magia. Cuántos prodigios se pueden lograr y cuantas cosas podría solucionar si yo tuviera ese poder. Pero casi siempre, al cabo de un rato, declinamos continuar con ese pensamiento ilusionante porque el peso de nuestra formación y enseñanza nos dice que eso sólo pertenece al mundo inocente y fantasioso de los niños o, peor aún, a personas que poseen extraños poderes naturales o conocimientos oscuros de indescifrable procedencia que nos generan un rechazo por desconocimiento o miedo. Nada más lejos de la realidad, la magia es algo connatural al ser humano, está en nuestra propia esencia y se puede manifestar con facilidad si así lo deseamos.

Entonces, ¿por qué parece no existir? Sí existe, pero sus manifestaciones más comunes nos pasan desapercibidas por falta de atención. En realidad la gran mayoría de personas viven toda su vida “dormidas”. Nacemos, vamos al colegio, a la universidad, trabajamos, nos enamoramos, tenemos hijos y nietos, nos hacemos mayores y finalmente nos vamos de este mundo. Y todo eso lo hacemos prácticamente con el piloto automático, prestando sólo un pequeño porcentaje de nuestra atención consciente.

Que esta sea la lamentable situación de una gran mayoría se lo debemos en gran medida a eso que comúnmente se conoce como el “sistema”, conjunto de intereses sociales, políticos, económicos y religiosos a los que conviene una persona débil, desmotivada, insegura y por ende manipulable. En definitiva, la antítesis de un mago. A aquellos que no estén de acuerdo con estas afirmaciones les pido que hagan un rápido o exhaustivo análisis de la historia del ser humano y se pregunten qué otra causa puede justificar la cantidad de absurdos dolorosos que jalonan nuestro paso por este planeta.

ALAS PARA VOLAR
¿Qué clase de persona soy? ¿Qué defectos o virtudes tengo?, ¿quiero ser responsable de lo que suceda en mi vida y decidir los pasos que doy?, ¿quiero desarrollar ese potencial que siento que tengo? Éstas y algunas más son preguntas que debemos hacernos y responder nosotros mismos antes de iniciarnos en el camino de desarrollo de nuestras capacidades mágicas.

La iniciación es un término que hace referencia a la muerte simbólica de los conceptos y valores de una persona por los nuevos de responsabilidad, respeto y madurez mágica para con tu vida y mundo y también para con la vida en general. El miedo, la duda y la desconfianza en nuestras propias posibilidades han de quedar desterradas completamente de nuestra experiencia vital para poder iniciar el sendero de la sabiduría iniciática.

Tienes derecho a disfrutar de una vida plena y armoniosa. Y lo mejor es que tú mismo la vas a crear empleando las leyes de correspondencia y de atracción universal, porque qué es sino la magia, la capacidad de crear.

Sé honesto contigo y con los demás y comienza a formarte en los siete principios herméticos. 

Texto publicado en el nº 243 de la revista ENIGMAS por la Profesora Rossana

Otros videos de:

Añadir nuevo comentario